caída de las pestañas

Las pestañas, además de realzar nuestra mirada, tienen una función muy importante en el rostro: proteger los ojos del medio ambiente, de los rayos solares, del polvo y hasta del sudor. Seguir ciertos cuidados no solo te hará lucir una mirada linda y coqueta, sino que también mantendrá tu visión saludable. ¡Te contamos aquí los mejores consejos para tus pestañas!

¿Cuáles son las causas más frecuentes de la caída de pestañas?

Primero debemos saber que cierta cantidad de pérdida es completamente natural, y esta oscila entre una y cinco pestañas diarias. Esto puede ocurrir cuando las rizamos, al desmaquillarnos o incluso por un contacto físico ligero. Así que no te espantes si notas que un par de ellas se han quedado en tu rizador, ya que ¡es completamente normal!

Sin embargo, cuando la cantidad que se pierde es mayor que ese promedio, debemos empezar a vigilar ciertos aspectos de nuestra rutina o incluso, en algunos casos, considerar acudir a una consulta médica.

A continuación, te presentamos algunas de las causas más comunes de la pérdida de pestañas.

  1. Mala higiene: Cada una de las pestañas tiene en su base unas glándulas que distribuyen grasas naturales para mantenerlas protegidas e hidratadas. Son tan pequeñas y sensibles que fácilmente pueden quedar obstruidas con polvos, aceites de belleza o maquillaje. Esa acumulación de suciedad y grasa debilita la pestaña y hace que se quiebre con facilidad o que se caiga.
  2. Extensiones de pestañas: No hay nada de malo en utilizar extensiones de vez en cuando, sobre todo cuando llega ese evento especial que todas tenemos en el calendario. Sin embargo, la acción de quitarlas y ponerlas puede resultar agresiva si se recurre a ella excesivamente: recuerda que todo en exceso es malo.
  3. Estrés y/o ansiedad: Ambos trastornos están entre los más grandes enemigos de la salud y, en consecuencia, de la belleza. Se trata de una tensión que puede ser tanto física como emocional y que afecta a múltiples áreas de nuestro cuerpo, entre ellas el cabello y las pestañas.
  4. Maquillaje por mucho tiempo: Al igual que el uso de extensiones, utilizar maquillaje no es malo, ya que realza nuestra belleza natural e incluso es una forma de expresarnos. Pero abusar en el tiempo durante el que lo llevamos puede ocasionarnos problemas como acné, resequedad e irritaciones en la piel, así como caída de pestañas.
  5. Blefaritis: Esta es una de las consecuencias más graves de la falta de higiene en el área de las pestañas. Se trata de una inflamación de los párpados que, además de venir acompañada de hinchazón, usualmente también ocasiona síntomas como ardor y dolor a quienes llegan a padecerla.
por qué se caen las pestañas

¿Cómo frenar la caída de las pestañas?

Como ya hemos visto, una higiene adecuada es sinónimo de salud y belleza. Una cosa no es ajena a la otra, por eso te recomendamos que incorpores a tu día a día algunos pasos imprescindibles para mantener tus párpados y tus pestañas saludables y radiantes.

¡Desmaquíllate!

Quizá sea este uno de los pasos más importantes para el cuidado general de todo el rostro. Las consecuencias de saltarte este paso en tu rutina van desde la aparición de acné y espinillas hasta el envejecimiento prematuro.

Asimismo, se ven afectadas las pestañas: la acumulación de productos, contaminantes o sudor provocará que se debiliten y se vuelvan más quebradizas (cuidado, esto reduce su tamaño de forma importante), además de que sean más propensas a caerse.

Así que recuerda estos simples tips para incorporar a tu rutina de limpieza.

  • Utiliza el producto adecuado. Es muy importante, para desmaquillar los ojos, utilizar el producto correcto. No es recomendable usar simplemente agua y jabón; ¡ten en mente que esta es una zona muy delicada! Lo más recomendable es utilizar productos hipoalergénicos, ¡hay muchas opciones de desmaquillantes en el mercado!
  • Ten en cuenta tus necesidades. Al momento de escoger tu desmaquillante, piensa en el resto de productos que utilizas en tu rutina de maquillaje. Por ejemplo, si prefieres las máscaras de pestañas o los delineadores a prueba de agua, tendrás que hacerte con un desmaquillante bifásico; ¡no olvides agitarlo para activar su efecto!
  • Utiliza algodón. Teniendo el desmaquillante correcto, recuerda aplicarlo con productos hechos a base de algodón. Puedes optar por discos desechables o reutilizables (no olvides limpiarlos y desinfectarlos constantemente).
  • Reposa el producto. Restregar el producto con prisa dará lugar a que dañes e irrites la zona. En su lugar, procura que el producto actúe sobre el área dejándolo reposar un par de segundos. Después, retira el exceso deslizándolo suavemente de adentro hacia afuera del ojo.

Evita manipular en exceso tus pestañas

Las manos, las extensiones e incluso los rizadores deben tener un uso moderado para cuidar el número de las pestañas. El contacto de las manos con los ojos trae riesgos importantes como irritaciones o infecciones. Es importante mantener las manos lo más alejadas que nos sea posible del rostro, y cada vez que deba haber contacto procurar que estén limpias.

Como mencionamos anteriormente, el uso en exceso de rizadores y extensiones también puede representar un riesgo. Lo más recomendable es limitar su uso a ocasiones especiales y hacerlo con mayor delicadeza cuando sea necesario.

Por último, recuerda que las pestañas crecen, se caen y vuelven a nacer debido a un ciclo que conocemos como renovación capilar. Hay fuentes de información que dicen que este proceso ocurre en un ciclo de entre ocho y diez semanas aproximadamente. Mantener una alimentación balanceada y rica en nutrientes es clave en este proceso. Opta por incluir en tu dieta los siguientes alimentos.

  • Frutos secos: Nueces, almendras y pistachos son grandes fuentes de minerales.
  • Alimentos proteicos: Pollo, atún, salmón, huevo, frijoles, lentejas y yogur son excelentes ejemplos.
  • Vegetales: Todos aquellos de hoja verde son una excelente opción para incluir en tu alimentación diaria. Espinacas, acelgas y apio, por mencionar algunos, son la compañía perfecta para ensaladas frescas.

Incluye estos sencillos tips en tu rutina de belleza y estos alimentos en tu ingesta diaria y di adiós a la caída; ¡tu cabello, cejas y pestañas te lo agradecerán!