mechas chunky

Son las antecesoras del balayage. Las mechas chunky estuvieron muy de moda en los años 90 y, esta temporada, regresan con fuerza para darle color al cabello. ­¿Quieres saber más de este efecto luminoso­? Continúa leyendo.

¿Qué son las mechas chunky?

A diferencia de otro tipo de mechas, son mechones gruesos que se marcan con un solo color contrastante, y sin degradados (en la mayoría de los casos, estas mechas suelen ser rubias), con el del cabello natural o de base que se tenga. Estos mechones dan la ilusión de tener dos colores en el pelo, ya que se realizan desde la raíz hasta las puntas y son rectos.

Se suele optar por dar color a dos secciones de la melena (generalmente, al frente). Sin embargo, las mechas se pueden aplicar más en todo el cabello para dar una ilusión de volumen y movimiento.

Como dato, estas mechas también son conocidas como rayas de cebra por el efecto que dan al cabello.

¿Cuáles son las características de las mechas chunky?

Como ya mencionamos, su principal característica es que son mechones anchos que se hacen a los lados de la raya del medio para enmarcar la cara. Sin embargo, esta temporada las podrás ver realizadas en todo el cabello.

Gracias al juego de luces que aportan estas mechas, se logra un efecto de volumen y profundidad en el cabello. Esto se debe al alto contraste que ofrecen. Gracias a este efecto, parece que se tiene más pelo.

Aunque fueron populares entre la juventud de los años 90, hoy son las predilectas de mujeres de todas las edades, incluidas las celebridades. Así que no importa si tienes 20 o más de 40 años, estas mechas lucen muy bien a cualquier edad.

Se aplican sobre el cabello oscuro, pues en los pelos rubios o claros casi no se distinguen, ya que aquí no logran el efecto de contraste que las caracteriza.

Pueden llevarse tanto en el cabello largo como corto. Para el pelo corto, se recomienda hacerse varios mechones gruesos en la parte frontal y menos separados respecto a como se aplican en el pelo largo.

¿Cómo hacer las mechas chunky en casa?

Puedes dar este efecto de coloración a tu cabello desde casa. A continuación, te decimos cómo:

  • Primero, deberás cubrir tus hombros con una toalla y colocarte los guantes que vienen en la caja del tinte para preparar la mezcla según las instrucciones.
  • Péinate, marca bien la raya del cabello y elige el ancho de tu preferencia para realizar los mechones. Con la ayuda de una brocha o pincel para el pelo, deberás extender el tinte cubriendo perfectamente cada sección que hayas elegido desde la raíz hasta las puntas. Si decidiste realizar mechones a lo largo de toda la melena, intercala las secciones.
  • Una vez que hayas realizado este proceso, deberás esperar entre 25 y 45 minutos para que repose el tinte.
  • Posteriormente, procederás a lavarte el pelo con agua tibia y aplicarás el acondicionador que viene junto con el tinte. Vuelve a enjuagar.
  • Seca el cabello y listo.

Si lo prefieres, también puedes preparar una mezcla natural con los siguientes ingredientes para evitar dañar el cabello:

  • Vinagre de manzana (2 tazas).
  • Canela (una pizca).
  • Té de manzanilla (media taza).
  • Brocha o pincel para el pelo.
  • Un recipiente para realizar la mezcla.
  • Secadora de cabello.

¿Cómo preparar la mezcla?

  • En el recipiente, coloca los ingredientes y mézclalos bien.
  • Como en el caso de la aplicación con tintes químicos, deberás separar el cabello por las secciones que sean de tu preferencia, pero cuida que cada mecha sea del mismo grosor.
  • Deja reposar sobre el cabello la mezcla por 45 minutos y, posteriormente, enjuaga con agua tibia.

Independientemente del tipo de coloración que elijas (química o natural), puedes jugar y experimentar distintas formas para realizar los mechones:

  • Se pueden hacer como mechas frontales y gruesas que vayan de la raíz a la punta en tonos rubios.
  • También puedes aplicar colores de fantasía, como el rosa o los tonos platinados.
  • Aunque no son degradadas, se puede experimentar dejando unos pocos centímetros de la raíz libres y llevando la coloración hasta las puntas. Aquí, puedes optar por jugar con degradados.
  • Puedes realizar estos mechones en la zona de las patillas hasta las puntas del cabello.

¿Qué tipo de mechas te quedan mejor?

Aunque este tipo de mechones se llevan rubios generalmente, es posible probar otras tonalidades según el color de la piel o lo mucho que se quiera innovar para darle un toque distintivo al aspecto del cabello.

  • Rojas: Sirven para dar un efecto retro. Los colores rojos sobre el cabello negro o castaño oscuro lucen muy bien. Con este tono, se recomienda que las mechas parezcan listones bien marcados. También les quedan bien a las melenas rubias.
  • Bronce:  Esta tonalidad luce muy bien en las mujeres de piel morena.
  • Rosas: Este color está de moda actualmente. Si tienes el cabello rubio o claro y quieres aplicarte este estilo de mechones, el rosa es el tono indicado para ti. Le dará un toque de color muy llamativo a tu melena. Las mechas rosas lucen igualmente bien en los cabellos castaños y negros.
  • Platinadas: Esta tonalidad contrasta muy bien en los cabellos oscuros y pieles claras.

Hay otros colores más atrevidos, como el morado, los rosas muy intensos y los azules, que tienen como finalidad dar un efecto fantástico que se conoce como estilo unicornio. Puedes optar por aplicar varios de estos colores para llevar el estilo al extremo. Aunque, si lo prefieres, usa solo uno de ellos para lograr un aspecto llamativo y original.

¿Cómo conservar el color de las mechas?

Para que las mechas luzcan brillantes y bien cuidadas, se debe mantener bien hidratado el cabello con champús formulados para el pelo teñido. También es aconsejable aplicar una mascarilla capilar una vez por semana.

Las mechas chunky han regresado con toda su fuerza. Son unos mechones modernos y que, a la vez, dan un toque de elegancia. Son rejuvenecedores porque le aportan mucha luz al rostro y, al mismo tiempo, ayudan a suavizar los rasgos. ¿Estás lista para llevar las chunky nuevamente?